Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 17 de abril de 2011

UNA SITUACIÓN ABERRANTE: LOS EXTREMOS DE POBREZA Y RIQUEZA

“Preocupaos fervientemente por las necesidades de la edad en que vivís y centrad vuestras deliberaciones en sus exigencias y requerimientos.”

“La pobreza extrema es una violación
 de los derechos humanos

Gracias a los medios de comunicación, a las redes sociales, a las informaciones que circulan en internet, hemos empezado a tomar mayor conciencia, que la situación de los extremos de pobreza y riqueza son aberrantes, monstruosos, atroces y realmente bárbaros; podríamos buscar muchos otros sinónimos, pero simplemente podemos decir que son inhumanos. Se podrían dar miles de ejemplos, pero aquí pongo algunos: los 10 ejecutivos de mayor sueldo durante el año 2010, van desde 702 millones de dólares al que ocupa el puesto número uno, a 103 millones el que está ubicado en el puesto 10; el promedio de lo que percibe un obrero en América Latina es de 2600 dólares anuales, en algunos países de Asia no llegan a ganar 900 dólares anuales, en África estas cifras son aun más bajas.  Las 10 personas más ricas del mundo, acumularon  una fortuna de más de 406 billones de dólares, en el 2010. (Un billón es un millón de millones) Según las Naciones Unidas, de los casi 7.000 millones de personas que habitamos este planeta, hay 1.300 millones que viven con menos de un dólar diario, (esto pueden ser unos pocos centavos de dolar) es decir menos de 30 dólares al mes, menos de 360 dólares al año. Si estos 10 ricos del mundo aportaran solo el 1% de su fortuna, cada uno de los 1.300 millones de personas en extrema pobreza podrían tener 3.200 dólares para vivir, durante todo un año.  ¿Esto es justo? No, es obvio que algo anda mal en la humanidad, en sus estructuras sociales y en su concepción de la vida. Estamos hablando de simples estadísticas, pero que estará en la mente y en el corazón de cada uno de estas personas que viven en la extrema pobreza.

Estos ejemplos solo tienen el propósito de llamar la atención, de poder producir una reacción entre los que leen este blog, ya que un cambio real y permanente “no puede producirse sólo mediante llamados a combatir la interminable lista de males que afligen a la sociedad.” (CUJ)  Un primer aporte de mi parte, será reflexionar sobre unos conceptos básicos.

JUSTICIA Y EQUIDAD Somos una generación que rendimos “homenaje a la filosofía igualitaria y a los principios democráticos a ella asociados”, pero no somos capaces de aplicar las más elementales normas de justicia y equidad cuando miramos el conjunto de la sociedad, ya sea nuestra comunidad local o la mundial.

TRABAJO Y CAPITAL Nunca saldremos adelante mientras no equiparemos a un mismo nivel de importancia la mano de obra, la capacidad de manufacturar y los recursos económicos que se requieren para producir los bienes que necesita la sociedad. Cada uno de estos precisa del otro.

DESARROLLO  DE CUALIDADES ESPIRITUALES El modelo de desarrollo vigente es completamente materialista y ha demostrado que le falta “humanidad”, es decir cualidades propias de las personas. La honestidad, el compromiso de servir a nuestros semejantes, la preocupación por los demás, la aplicación de la justicia en nuestra vida diaria, entre otras,  son algunas de las características básicas espirituales para vivir en comunidad. La ley del más fuerte, propia de los reinos inferiores, la aplicamos en el mundo humano, siendo la causa de la gran mayoría de las dificultades que padecemos.

Está surgiendo un Nuevo Orden Mundial, pero no es el que pregonan algunos “líderes” mundiales, con una óptica mezquina y egoísta, sino aquellos que están construyendo las bases para un mundo unido y justo. ¿Cuál será nuestro aporte?

El tema es mucho más complejo de lo expuesto y necesita de mucha reflexión y análisis, pero por algún lado hay que comenzar a desenrollar esta sinrazón en la que estamos.

1 comentario:

  1. Que datos mas horribles que usted nos da. ¿como es posible que tanta gente este muriendo de hambre, y unos cuantos viven en la opulencia. SI NECESITAMOS QUE HAYA JUSTICIA. Ese nuevo orden mundial, ¿no está ya impuesto por los poderosos, personas y naciones? Patricio

    ResponderEliminar